agujas para pluma

 

 

Agujas para Pluma Indoloras y seguras, las agujas-pluma Insupen son el instrumento más avanzado de la línea Pic para terapia subcutánea. Desde el punto de vista terapéutico garantizan al paciente la solución ideal, puesto picque el uso sencillo causa menor impacto en su vida diaria.

Las agujas-pluma Insupen cumplen la norma Type A EN ISO 11608-2:2000 siendo compatibles con todas las plumas para insulina en comercio, a su vez conformes a la norma citada. El grosor de las agujas-pluma Insupen es reducido, con el objeto de permitir un mayor flujo interno.

Para que pacientes y operadores puedan reconocer de inmediato las distintas medidas, ha sido aplicado a la gama de agujas-pluma un código de colores que se refleja tanto en el producto (agujas y papel) como en los envases.

IMPORTANTE:
Las agujas-pluma Insupen son de usar y tirar, debiéndose desechar después del uso. De hecho, puede suceder que la punta de la aguja se estropee, dañando más el cutis o causando dolor en el momento de la inyección. Sin contar que una aguja utilizada deja de ser estéril, con el riesgo añadido de que posibles restos de insulina en su interior lleguen a cristalizarse, evitando que el medicamento fluya al aplicar las inyecciones siguientes. Por estos motivos es importante utilizar una nueva aguja para cada inyección.

Agujas para pluma de insulina

Las agujas para pluma de insulina Insupen están dotadas de la exclusiva aguja Pic Solution. Gracias a su diámetro exterior reducido, a las paredes más finas y a un especial tratamiento lubrificante, las agujas para pluma Insupen garantizan una inyección prácticamente indolora.

Las agujas para pluma Insupen están conformes con la norma Tipo A EN ISO 11608-2:2000, y por lo tanto son compatibles con todas las plumas de insulina, conformes con la misma normativa.

La aguja para pluma más fina que se haya realizado: 32G Sensitive.
La más fina, la más Indolor, con un diámetro externo real de 0,23 mm. Sus paredes más finas permiten una mayor facilidad de penetración y una elevada capacidad de flujo, garantizando así al paciente diabético un tratamiento más eficaz e indoloro.

Las agujas para pluma Insupen están disponibles en tres longitudes:

  • Aguja corta (6 mm) ideal para las personas delgadas o para uso pediátrico
  • Aguja mediana (8 mm) ideal para las personas de constitución física normal
  • Aguja larga (12 mm) ideal para las personas con tejido subcutáneo grueso y en 4 diámetros: 29G, 30G, 31G y 32G.

Características técnicas:

  • Triple filo para facilitar la penetración en la epidermis y reducir al mínimo la sensación de dolor.
  • Tratamientos lubrificantes para reducir al mínimo la resistencia de la aguja a la penetración.
  • El diámetro interno más ancho permite una mayor facilidad y rapidez de flujo de la insulina.
  • La punta que penetra en el tapón del cartucho de insulina está elaborada con un tratamiento antirroce denominado «anti-coring» que facilita la aplicación de la aguja en el tapón impidiendo la difusión de fragmentos en el mismo cartucho.